Adiós estudio y diversión, Hola trabajo duro bajo el sol

Son las 5 de la tarde en el centro de Poza Rica, y Victoria Ricaño de 16 años se gana la vida limpiando parabrisas en el crucero de la esquina Heriberto Kehoe con el bulevar Lázaro Cárdenas.

La adolescente originaria de Totolapa todavía conserva rasgos pueriles en su rostro. Dice que tiene dos hermanos menores y no ha terminado ni la primaria.

Aunque no asiste al crucero a diario, las tardes en las que trabaja en lugar de estudiar recibe propinas y rechazo de varios automovilistas.

“Como todo, hay gente buena y gente mala”, dice al ser cuestionada sobre su trabajo.

Victoria no es la única menor de edad en Poza Rica que tiene que trabajar en lugar de ir a la escuela y disfrutar su juventud.

 

 

 

 

 

 

nyo

Comments

comments