“Adiós para siempre”

Presa de grave depresión, humilde ama de casa de la comunidad La Laja, Coatzintla, decidió poner fin a su existencia ahorcándose en su domicilio; su nieta de 5 años fue quien encontró el cuerpo inerte en el domicilio.

Se trata de quien fue identificada como Irma Castillo Pérez, de 48 años de edad y quien tenía su domicilio en la calle Miguel Alemán esquina con Francisco Villa de la comunidad antes mencionada.

Irma vivía con sus dos nietas (menores de edad) y en pocas ocasiones era visitada por sus familiares; constantemente bebía y se deprimía. Tenía problemas personales e incluso un día ya había amenazado con suicidarse, pero por fortuna no lo había hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *