Académicos: 756 cuencas del país ya se ofertan a concesionarios; Conagua niega privatizar el agua

El trasfondo del retiro de la veda de 295 cuencas hídricas en México no es la privatización del agua, sino la gestión, la regulación, el manejo y el tratamiento del vital líquido, señalaron académicos de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

Tanto la doctora María del Carmen Carmona Lara, del Instituto de Investigaciones Jurídicas, como el ingeniero geólogo José Joel Carrillo Rivera, enfatizaron en que el decreto “preocupante” es el publicado el pasado 23 de marzo en el que se levantó la totalidad de las 756 cuencas existentes en el territorio nacional, es decir, aguas superficiales, con lo que desde entonces y hasta el próximo 31 de diciembre es posible solicitar concesiones. Es a la siguiente administración a quien le corresponderá evaluar qué sigue para el agua en el país.

Hasta el 31 de diciembre de este año se estarán regularizando concesiones de agua, por lo que quienes hayan solicitado una prórroga en algún momento posterior al año 2004 y se les haya negado por no haberla requerido en tiempo y hayan ingresado algún mecanismo de impugnación a fin de obtenerla, se les otorgará la concesión por el simple hecho de desistirse de continuar con el proceso de impugnación.

Los académicos señalaron que los diez decretos para suprimir vedas existentes en más de la mitad de las cuencas hidrológicas del país, firmados el pasado 5 de junio, en el marco del Día del Medio Ambiente por el Presidente Enrique Peña, sí tienen como objetivo destinar una parte del agua al equilibrio ecológico, el problema es que la mayor parte de las cuencas, compuestas por agua superficial, están contaminadas.

“Se abren las vedas, puede ser bueno o puede ser malo, el problema es que no sabemos cuál va a ser el efecto de esto porque no hay un esquema de medición serio a nivel nacional”, dijo al respecto el geólogo de la máxima casa de estudios.

“Estamos reservando el agua cuando ya la ensuciamos”, apuntaló la doctora en conferencia de prensa este martes. Y explicó que ahora el 45 por ciento de las cuencas en el país no cuenta con reserva de agua para la ecológica.

No obstante, el ingeniero Carrillo recordó que el agua subterránea que comprende el 97 por ciento del vital líquido del país, es la que sí cuenta con calidad.

CONAGUA NIEGA PRIVATIZACIÓN

Roberto Ramírez de la Parra, director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), aseguró que la decena de decretos en las que se eliminó la veda de 295 cuencas no busca “privatizar” el vital líquido y afirmó que existe un trasfondo electoral en los dichos.

“El agua no se privatiza con estos decretos de agua”, afirmó. Y señaló que se convocó a conferencia de prensa “derivado de las mentiras que se han venido diciendo a través de actores cuyo único objetivo es buscar desorientar a la población y buscar obtener un beneficio político electoral en estas épocas que estamos viviendo en nuestro país”.

La emisión de los decretos, manifestó el funcionario, no cambia la naturaleza del agua como un bien nacional, como está establecido en el Artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Ley de Aguas Nacionales. Señaló que en la actual administración no está planeado privatizar el vital líquido.

Indicó también que los diez decretos de la reserva de agua tienen como objetivos primordiales el uso doméstico y uso público urbano, y la garantía de los flujos mínimos para la protección ecológica, incluyendo la restauración o conservación de esquemas vitales.

Respecto al decreto publicado el pasado 23 de marzo en el que, de acuerdo con los académicos de la UNAM, se elimina la veda de la totalidad de las cuencas, el titular de la Conagua aseveró que “solamente en aquellas cuencas donde había veda y disponibilidad se levantó la veda correspondiente”.

SINEMBARGO

 

Comments

comments