A pesar de los pronósticos, el iPhone X sigue siendo un fenómeno de ventas

Gran parte de los analistas e inversionistas temían que el iPhone, el producto estrella de Apple, fuera a la baja, lo cual representaría un grave problema para la empresa californiana porque su smartphone es lo que más les deja ingresos. El pronóstico era que los resultados semestrales fueran bajos y se quedaran por debajo de las expectativas.

Pero no fue así, los números estuvieron a la par de lo que se proyectó en Wall Street y los inversionistas terminaron ganando mucho más dinero, las acciones subieron y toda duda quedó disipada. El máximo directivo de la empresa comunicó estos logros en números, los cuales ascendieron en $150 mil millones de dólares en ganancias para Apple a la mitad del año fiscal, lo cual es reflejo de la buena salud de la que goza la empresa que creó Steve Jobs.

La clave de este éxito está en el iPhone X, y es que según Cook desde el 2014 no coincidía el hecho de que el iPhone más exclusivo fuera el de mejores ventas, el más popular. Esto en respuesta a varios inversionistas que afirmaban que un producto de tan alto costo no podía venderse tanto. En los primeros tres meses del 2018 Apple vendió más 52 millones de iPhones, y la versión X es la que más se vendió en cada semana.

Esto nos lleva a la pregunta ¿cuáles son las razones del éxito del iPhone X? Lo primero que tenemos que definir es qué lo hace diferente a los demás teléfonos móviles.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Pixabay

iPhone X características que lo ponen por encima de la competencia

Para muchos las características del iPhone X lo posicionan como el mejor producto que ha producido Apple hasta el día de hoy, lo cual explica por qué se vende tan bien a pesar de no ser un smartphone barato. El sistema operativo iOS 11 y su desempeño extraordinario tienen a este teléfono como el mejor en el mercado en la actualidad, además de que la marca sigue teniendo ese aire de exclusividad que atrae a más de uno.

Pero este éxito no estuvo exento de riesgos para Apple porque se hicieron varios cambios en el teléfono que alteraron de manera sustancial el diseño. Uno de estos cambios se hizo en la pantalla, se eliminó el botón de inicio y al final el resultado fue un nuevo teléfono que si no costara tanto sería perfecto. De acuerdo con información de T-Mobile, la pantalla del iPhone X es de 5.8 pulgadas con Super Retina HD y HDR y True Tone, que lo posiciona como la mejor pantalla en el mercado gracias a que pueden visualizarse más tonos y mejores contrastes, con una calidad muy superior a cualquiera.

En resumen, este smartphone ofrece como ventaja una pantalla impresionante, un diseño vanguardista, y una cámara bastante poderosa. Como desventajas se pueden mencionar el costo y que el borde metálico se puede desgastar sin una funda protectora.

En el 2018 el iOS se actualizó a 11.3 lo cual hizo al iPhone X un aparato todavía más estable. Para los próximos meses de este año se espera que la versión iOS 12 salga en su versión beta, por lo que todavía le queda mucha historia al iPhone X, un móvil que bien vale la pena probar para ver de primera mano porqué ha tenido un éxito tan grande.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Max Pixel

Comments

comments