25 años de Mario Kart

Mario Kart es para Nintendo otra forma de ver los juegos de conducción. Fue su manera de decir que, donde parecía todo inventado, había espacio para innovar. Hace 25 años de su propuesta, y lo bueno es que no se ha conformado, sino que se ha adelantado a sí misma con cada entrega.

La vida es como una carrera de Mario Kart, nunca sabes el color del caparazón que te va a golpear. Esa incertidumbre por no tener la seguridad de cómo vas a acabar una carrera es el gran principio que determina la diversión de una saga que cumple 25 años. Se trata de una fórmula mágica basada en números, mil variables que resultan invisibles una vez te pones a jugar. Sin embargo, siempre han estado ahí, desde la primera entrega.

 

Que te toque una cáscara de plátano o un rayo encogedor de adversarios depende de tu posición y del circuito en que te encuentres. Y ya no hablemos de la CPU, o de los atributos de cada piloto o kart (en el caso de las últimas entregas). Si miráis las estadísticas que usa Nintendo, es una absoluta locura. Un ejercicio de equilibrio absoluto que determina el grado de diversión que obtienes cuando te pones a los mandos.

Al final, este es el pequeño secreto que ha hecho vender a la serie más de 100 millones de videojuegos. Pero claro, no es el único… A continuación repasamos la historia de la franquicia a través de sus títulos principales, destacando qué elementos han cambiado con cada entrega y cuáles han sido las innovaciones más importantes. Después de verlo, deberíais comprender algo: Mario Kart es algo más que unos cuantos coches puestos sobre una pista. Es una filosofía, otra forma de ver los videojuegos de carreras.

3D Juegos

Comments

comments