A 20 años de su fallecimiento, se recuerda al poeta y ensayista mexicano Octavio Paz

Hace 20 años las letras hispanoamericanas perdieron a uno de sus grandes exponentes. Octavio Irineo Paz Lozano, poeta y ensayista, mejor conocido como Octavio Paz, quien también se desempeñara como diplomático entre muchos otros méritos. Fue Premio Nobel de Literatura 1990, el único en la especialidad México y en torno a su figura, se han llevado a cabo varios eventos con motivo de su aniversario luctuoso.

Fue un 19 de abril de 1998 cuando el escritor falleció en la Casa de Alvarado, en calle de Francisco Sosa, barrio de Santa Catarina, Coyoacán, en la Ciudad de México que posterior a la muerte del autor de El laberinto de la soledad, -una de sus obras más célebres-, fuera sede de la Fundación Octavio Paz y ahora la Fonoteca Nacional. Allí había sido trasladado cuando ya se encontraba enfermo por parte de la Presidencia de la República en enero de 1997, después de que un incendio destruyó su departamento y parte de su biblioteca en diciembre de 1996.

En cuanto a su estilo literario, se destaca en la biografía de Paz que experimentación e inconformismo pueden ser dos de las palabras que mejor definen su labor poética, aunque como poeta es difícil de encasillar aunque se le ha denominado neomodernista en sus comienzos; más tarde, poeta existencial; y, en ocasiones, poeta con tintes de surrealismo.

Por lo anterior, al escritor quien naciera el 31 de marzo de 1914, se le considera uno de los más influyentes escritores del siglo XX y uno de los grandes poetas hispanos de todos los tiempo. Se prepararon distintos homenajes para recordar su legado y dejar testimonio que su nombre es inmortal.

Ayer, el Colegio Nacional ofreció la conferencia 20° Aniversario Luctuoso de Octavio Paz con la participación de Christopher Domínguez Michael, Malva Flores, Jesús Silva Herzog y Enrique Krauze como moderador.

Antes de este evento, Domínguez Michael mencionó que las dos grandes figuras de la literatura mexicana son Sor Juana Inés de la Cruz y Paz, el crítico literario aseguró que el siglo 20 pertenece al poeta y Premio Nobel de Literatura, cuyas otras obras son Itinerario y Libertad bajo palabra, entre muchas más que conformaron su acervo ensayístico y poético. En ese sentido, Domínguez Michael puntualizó que el escritor homenajeado hizo brillar a la literatura española.

Además, expresó, de ser una figura excepcional porque no sólo fue un gran poeta sino también enorme crítico, literario y de las artes plásticas, y agregó que Octavio Paz, fue sumamente generoso porque a diferencia de otros expertos no sólo explicó a sus contemporáneos sino que dedicó gran parte de su obra a los escritores más jóvenes, y esto no es frecuente. En cuanto a la crítica literaria dijo que fue heredero de “nuestro gran primer crítico moderno que fue Jorge Cuesta”.

Comments

comments