10 muertos en un tiroteo en una escuela secundaria de Texas

Ed Gonzalez, sheriff del Condado de Harris, en el que se encuentra Santa Fe, cifró el número de víctimas mortales en entre 8 y 10, poco antes de que medios locales informaran que efectivamente fueron 10.

“Hay una persona que está bajo custodia, nos dicen que es estudiante. Y una segunda persona de interés (está detenida)”, añadió.

Los medios locales identificaron a la persona detenida como supuesto autor de los disparos como Dimitrios Pagourtzis, de 17 años y residente en Santa Fe.

El incidente ocurrió poco antes de las 08:00 horas (14:00 GMT), cuando las clases comenzaban en el Santa Fe High School, población de casi 13.000 habitantes a 65 kilómetros al sur de la ciudad de Houston.

El Distrito Escolar Independiente, al que pertenece la escuela, informó que fueron encontrados “artefactos explosivos” en el centro y en los alrededores.

“Debido a la amenaza de los objetos explosivos, la comunidad debe estar en alerta sobre paquetes sospechosos y cualquier cosa que se vea fuera de lugar”, advirtieron las autoridades.

El sheriff Gonzalez anunció también que un agente de policía figura entre las personas heridas en el episodio.

En una aparición ante los medios en la Casa Blanca, el presidente Donald Trump describió el ataque como “absolutamente horrible”.

“Mi administración está decidida a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para proteger a nuestros estudiantes, proteger nuestras escuelas y mantener las armas fuera de las manos de aquellos que representan una amenaza para ellos mismos y para otros”, dijo.

“Entró con una escopeta”
Una alumna dijo a la emisora KTRK-TV que el tiroteo ocurrió en su salón durante la clase de arte, donde hubo una niña herida.

“Alguien entró con una escopeta y comenzó a disparar”, dijo la estudiante.

“Esa chica recibió un disparo en la pierna”.

La estudiante no pudo ver quién era el atacante porque corrió a esconderse.
Los helicópteros de los noticieros mostraron a los estudiantes vaciando sus mochilas frente a agentes armados en un campo fuera de la escuela.

Este ataque ocurre a tres meses de otro tiroteo en una escuela secundaria de Parkland, Florida, en el que murieron 17 personas.

El tiroteo generó un movimiento “March for Our Lives”encabezado por estudiantes el cual busca mayor seguridad en las escuelas y controles en la venta de armamento a civiles.

“Estamos muy tristes por la tragedia en la Santa Fe High School y enviamos nuestro amor y apoyo a las familias afectadas y a la comunidad entera. Se cree que este el tiroteo número 22 en una escuela este año, por lo que llamamos a los que leen esto a no echarlo bajo la alfombra y olvidarlo”, escribió el movimiento en Twitter.

“Este no es el precio de nuestra libertad. Este es el tiroteo más fatal desde el de nuestra escuela y tragedias como esta seguirán ocurriendo a menos que se tome acción. Santa Fe, estamos con ustedes y haremos todo lo posible para apoyarlos a medida que pasan los días”, añadió en el mensaje.

Un hombre armado
Poco después de que ocurriera el tiroteo en Santa Fe, un hombre que portaba una bandera estadounidense y un arma en la cintura se acercó a las cámaras de la televisión.

Dijo que su objetivo era “llegar a la escuela” y “hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande”, el lema de de campaña del presidente Trump.

“Este idiota está caminando por la calle con una maldita arma en el lugar en que acaban de matar a niños”, exclamó otro hombre ante los periodistas.

“Soy una persona con derecho a poseer armas. Tengo armas. Pero este idiota viene caminando y dice que necesita hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande. Eso no es lo que Estados Unidos necesita”.

BBC

Comments

comments